Lactobacillus rhamnosus GG, LGG, GR-1 JB-1, HN001

Lactobacillus rhamnosus es una lactobacteria considerada como probiótico, se puede tomar mediante alimentos como el yogur o bien administrarlo a través de pastillas para obtener muchos más beneficios.

Hay distintas cepas de L. rhamnosus (Lactobacillus rhamnosus GG, LGG, GR-1, JB-1, HN001, R001, LR-2, etc.), muchas de ellas muy potentes con usos para restablecer la flora intestinal, evitar la diarrea o el estreñimiento o bien para controlar infecciones urogenitales, muy frecuentes en las mujeres, así como también para mejorar la respuesta del sistema inmunitario y fortalecer las vías respiratorias contra bacterias patógenas.

Beneficios Lactobacillus rhamnosus

Beneficios y propiedades de Lactobacillus rhamnosus

Algunos de los efectos de esta subespecie de lactobacilo han sido muy estudiados mientras que otros no tienen suficientes datos como para afirmar que están contrastados.

Sin embargo, lo que sí podemos indicar de los beneficios de Lactobacillus rhamnosus es que son buenos para el sistema digestivo. Mejora la digestión, acelerando la asimilación de los nutrientes y aumenta la microbiota del ser humano.

A continuación, indicamos para Lactobacillus rhamnosus sus beneficios:

  • Reducir las alergias alimentarias, al polen, etc.
  • Evitar la diarrea.
  • Proteger las vías respiratorias.
  • Prevenir la dermatitis atópica e infecciones de la piel, eccema, etc.
  • Proteger el tracto urogenital.
  • Reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable.
  • Regular la función cerebral, con propiedades para la ansiedad.
  • Posibles beneficios para adelgazar (ver subapartado).

Tipos de Lactobacillus rhamnosus

Cada día aparecen nuevas cepas o subespecies de los lactobacilos, siendo muy importantes para el avance científico y la mejora de la calidad de la vida de las personas. Actualmente han sido estudiados los siguientes tipos de Lactobacillus rhamnosus:

  • GG.
  • GR-1.
  • LGG.
  • JB-1.
  • HN001.
  • R0011.
  • LR-32.
  • SP1.
  • Rosell-11.
  • LCR35.
  • ATCC53103.
  • La 801.
  • 573.
  • Ha-111.

Como puedes observar, existen bastantes tipos de Lactobacillus rhamnosus o cepas. La mayoría de ellas son producto de investigaciones científicas llevadas a cabo por laboratorios farmacéuticos con el afán de encontrar una subespecie funcional para tratar distintas patologías humanas, aislando los microorganismos más beneficiosos y cultivándolos en laboratorio.

Sin embargo, la cepa más conocida es la denominada como Lactobacillus rhamnosus gg (L. rhamnosus gg), así que a continuación, describimos sus características y diferencias con otras cepas de lactobacilos rhamnosus.

Lactobacillus rhamnosus GG

Lactobacillus rhamnosus gg

Aislada por primera vez en el año 1983, Lactobacillus rhamnosus GG es una marca comercial compuesta de una cepa de bacterias del ácido láctico patentada en 1985 por el Dr. Shewood Gorbach y el Dr. Barry Goldin. Estos científicos le dieron el nombre de “GG” por las iniciales de sus apellidos. El registro de rhamnosus GG se llevó a cabo en la oficina de patentes el 17 d abril de 1985.

Esta clase de lactobacilo es exactamente igual que Lactobacillus rhamnosus ATCC 53103, así que se puede hacer mención de la misma por “GG” o por “ATCC 53103”.

Las características de L. rhamnosus GG (ATCC53103) hacen que sea una bacteria muy prolífica cuando alcanza el intestino humano, colonizando rápidamente las mucosas e inhibiendo el crecimiento de otros microbios que podrían resultar perjudiciales para la salud.

Al igual que el resto de bacterias lácticas, Lactobacillus rhamnosus produce ácido láctico.

Lactobacillus rhamnosus GR-1

Beneficios de Lactobacillus rhamnosus GR-1 sirve para tratar la infección vaginal para la candidiasis

 

Lactobacillus rhamnosus GR-1 sirve para tratar la infección vaginal Candidiasis. Los usos son siempre junto con Lactobacillus reuteri RC-14.

La cepa que corresponde con L. rhamnosus GR-1 es el nombre comercial o marca registrada por Chr. Hansen A/S y comercializada a partir del año 2004. Su identificación es ATCC55826 y es aislada desde la porción distal de la uretra de la mujer.

Las propiedades y beneficios de Lactobacilo GR-1 son, principalmente para las siguientes situaciones:

  • Tratamiento de la candidiasis vulvovaginal causada por Candida albicans.
  • Infección VCC en mujeres (vía venosa central, catéter venoso, etc.) o tubo que se inserta en las venas que conectan con el corazón.
  • Inhibición del crecimiento de levaduras patógenas.
  • Aumentar la resistencia contra infecciones de las vías respiratorias.
  • Mejorar la respuesta inmunitaria.
  • Calmar y reducir el malestar de los lactantes (menos llanto e intranquilidad).
  • Reducir la irritación de la piel o patologías cutáneas.

Para tratar estas afecciones suelen utilizarse Lactobacillus rhamnosus gr-1® y Lactobacillus reuteri rc-14®. Ambas clases de bacterias lácticas funcionan como tratamiento adyuvante, tratamiento adicional o complementario a la terapia principal de la patología.

Lactobacillus rhamnosus LGG

Lactobacillus rhamnosus LGG es una cepa patentada por Chr. Hansen al igual que GR-1. Su número de registro o identificación es ATCC53103, así que corresponde al mismo subgrupo de Lactobacillus rhamnosus GG, es decir, que son el mismo tipo de lactobacilo o cepa.

Como ya hemos indicado para GG, L. rhamnosus LGG fue descubierta por los médicos Goldin y Gorbach. Sirve para reforzar la microbiota intestinal y la flora urogenital de las mujeres. A la venta en su forma comercial como suplemento dietético y óvulos probióticos.

Las dosis probadas alcanzan hasta los 100.000 UFC/día.

Lactobacillus rhamnosus JB-1

Lactobacillus rhamnosus jb-1 y los lactobacilos para la mente

Lactobacillus rhamnosus JB-1 es una cepa con posibles efectos psicobióticos. Puede tener potencial medicinal para regular y mejorar la salud mental.

  1. rhamnosus JB-1 ha sido estudiada en personas que sufren estrés, proporcionando propiedades beneficiosas relacionadas con la liberación de corticosterona y el funcionamiento de los receptores GABA.

Sus beneficios sobre la función cognitiva del ser humano no están del todo claros. Sin embargo, se cree que esta cepa de lactobacilo puede poseer efectos psicotrópicos en las personas que la toman. Los estudios desarrollados sobre hombres no han demostrado su eficacia sobre el estado de ánimo, la reducción de la ansiedad, la calidad del sueño o diferencias sobre los niveles de estrés que percibe el sujeto de estudio.

Lactobacillus rhamnosus HN001

Lactobacillus rhamnosus HN001 es una clase de bacteria láctica empleada en mujeres embarazadas y en casos donde aparece depresión ansiedad postparto.

Hay algunos estudios en los que se indica que su administración reduce los síntomas de ansiedad y decaimiento del estado de ánimo después del parto. Puede tener efectos beneficiosos para prevenir durante el embarazo y después del mismo los trastornos asociados.

En muchos casos se administra L. rhamnosus HN001 junto con Bifidobacterium longum BB536. En conjunto muestran la capacidad de modificar la cognición y modular la microbiota intestinal.

Lactobacillus rhamnosus R0011

Lactobacillus rhamnosus R0011 es usado para la enfermedad hepática alcohólica (inflamación hepática, hepatitis alcohólica o cirrosis hepática) debido al consumo excesivo de alcohol durante muchos años.

Usado junto con Lactobacillus acidophilus del yogur y R0052 y algunas plantas medicinales como ginseng rojo coreano y urushiol (Rhus verniciflua Stokes) puede remitir algunos de los daños ocasionados por el alcoholismo o, en todo caso, reducir algunos de los males que afectan al hígado.

Para qué sirve

Para qué sirve Lactobacillus rhamnosus GG y las otros tipos

Si bien hemos indicado la mayoría de posibilidades que esta clase de lactobacilo, con algunas particularidades cuando se usa una cepa u otra, en general podemos indicar que Lactobacillus rhamnosus sirve para:

  • Reforzar la flora intestinal.
  • Prevenir infecciones bacterianas de las vías respiratorias y urogenitales.
  • Mejorar los procesos digestivos y los concernientes al tracto gastrointestinal.
  • Modular la respuesta del sistema inmunitario.
  • Disminuir la frecuencia de la diarrea.
  • Ayudar en casos de estreñimiento.
  • Posibles efectos beneficiosos para el intestino irritable (SII).
  • Posible aplicación para el estrés postparto.
  • Posibles beneficios para adelgazar.

Lactobacillus rhamnosus para adelgazar

Hay muchas dudas sobre si los probióticos ayudan en la pérdida de peso y la verdad es que poca información contrastada.

Como siempre surgen preguntas sobre los beneficios de Lactobacillus rhamnosus para adelgazar vamos a intentar explicar el funcionamiento que tiene relacionado con las grasas, los nutrientes y la obesidad.

L. rhamnosus mejora la asimilación de los nutrientes, facilitando que algunos minerales estén disponibles y de esta forma puedan aprovecharse cuando proceden de los alimentos.

El papel de Lactobacillus rhamnosus para perder peso, conseguir adelgazar y el mantenimiento del volumen corporal, relación grasa-músculo (IMC) está relacionado con la digestión. Si bien no es un adelgazante, ningún probiótico lo es, sí que puede ayudar a procesar mejor los nutrientes. En muchos casos, este efecto podrá verse en menos hinchazón del vientre, algo que podría traducirse en una menor circunferencia de cintura.

Los gases intestinales se producen, en muchos casos por la mala digestión. El uso de probióticos puede aliviar este mal, aunque, en definitiva, no es una bacteria que adelgace.

Te recomendamos que para este uso siempre consultes a un nutricionista ya que es el especialista que mejor podrá ayudarte y, también, pienses en hacer algo de ejercicio todos los días.

Por lo demás, las propiedades y beneficios de Lactobacillus rhamnosus y sus usos son los que hemos descrito a lo largo de esta publicación. Esperamos que te haya sido de ayuda, te guste y, en ese caso, la compartas en tus redes sociales para que pueda informar a muchas más personas.

Alimentos con Lactobacillus rhamnosus

Está presente en el yogur, kéfir y alimentos elaborados con leche fermentada. También es posible encontrar L. rhamnosus en alimentos que han sido conservados en salmuera, los encurtidos y algunos productos naturales deliciosos.

Te recomendamos que leas toda la información en la sección dedicada a los alimentos con alimentos con Lactobacillus rhamnosus.

Recomendaciones de uso

Aunque en la mayoría de los casos resulta una bacteria beneficiosa para la persona que la ingiere o hace uso de ella mediante algunos de los probióticos descritos, Lactobacillus rhamnosus debe ser administrada con cautela, sobre todo en niños con el sistema inmunitario débil.

Hay algunos casos en los que se detectó que su gran capacidad para reproducirse y colonizar las mucosas intestinales produjeron los mismos síntomas de infección que el de otras bacterias patógenas. Este efecto secundario de Lactobacillus rhamnosus puede darse en niños. Aunque muy raro, siempre deberías considerar esta situación.

Referencias

  • Avlami A, Kordossis T, Vrizidis N, Sipsas NV (2001). «Lactobacillus rhamnosus endocarditis complicating colonoscopy». J. Infect. 42 (4): 283-5. PMID 11545575. doi:10.1053/jinf.2001.0793.
  • Morita H, Toh H, Oshima K, Murakami M, Taylor TD, Igimi S, Hattori M (2009). «Complete genome sequence of the probiotic Lactobacillus rhamnosus ATCC 53103». J. Bacteriol. 191 (24): 7630-7631. PMID 19820099. doi:10.1128/JB.01287-09.
  • Silva M, Jacobus NV, Deneke C, Gorbach SL (1987). «Antimicrobial substance from a human Lactobacillus strain». Antimicrob. Agents Chemother. 31 (8): 1231-1233. PMID 3307619. doi:10.1128/aac.31.8.1231.
  • Conway PL, Gorbach SL, Goldin BR (January 1987). «Survival of lactic acid bacteria in the human stomach and adhesion to intestinal cells». Journal of Dairy Science 70 (1): 1-12. PMID 3106442. doi:10.3168/jds.S0022-0302(87)79974-3.
  • Walter J (2008). «Ecological role of lactobacilli in the gastrointestinal tract: implications for fundamental and biomedical research». Applied and Environmental Microbiology 74 (16): 4985-96. PMC 2519286. PMID 18539818. doi:10.1128/AEM.00753-08.
  • Kankainen M; Paulin, L.; Tynkkynen, S.; von Ossowski, I.; Reunanen, J.; Partanen, P.; Satokari, R.; Vesterlund, S.; Hendrickx, A. P. A.; Lebeer, S.; De Keersmaecker, S. C. J.; Vanderleyden, J.; Hamalainen, T.; Laukkanen, S.; Salovuori, N.; Ritari, J.; Alatalo, E.; Korpela, R.; Mattila-Sandholm, T.; Lassig, A.; Hatakka, K.; Kinnunen, K. T.; Karjalainen, H.; Saxelin, M.; Laakso, K.; Surakka, A.; Palva, A.; Salusjarvi, T.; Auvinen, P.; De Vos, W. M.; et al. (2009). «Comparative genomic analysis of Lactobacillus rhamnosus GG reveals pili containing a human-mucus binding protein». roc Natl Acad Sci USA. P 106 (40): 17193-17198. PMID 19805152. doi:10.1073/pnas.0908876106.
  • Scott, Sophie. «Peanut allergies: Australian study into probiotics offers hope for possible cure».». abc.net.au.
  • Canani RB, Cirillo P, Terrin G, Cesarano L, Spagnuolo MI, De Vincenzo A, Albano F, Passariello A, De Marco G, Manguso F, Guarino A (August 2007). «Probiotics for treatment of acute diarrhoea in children: randomised clinical trial of five different preparations». BMJ 335 (7615): 340. PMC 1949444. PMID 17690340. doi:10.1136/bmj.39272.581736.55.
  • Osterlund P, Ruotsalainen T, Korpela R, Saxelin M, Ollus A, Valta P, Kouri M, Elomaa I, Joensuu H (2007). «Lactobacillus supplementation for diarrhoea related to chemotherapy of colorectal cancer: a randomised study». British Journal of Cancer 97 (8): 1028-1034. PMC 2360429. PMID 17895895. doi:10.1038/sj.bjc.6603990.
  • Vanderhoof,Jon A.; et al. (1999). «LactobacillusGG in the prevention of antibiotic-associated diarrhea in children». The Journal of Pediatrics 135 (5): 564-568. Consultado el 15 de abril de 2012.
  • Hojsak, I; Snovak N; Abdović S; Szajewska H; Mišak Z; Kolaček S (2009). «Lactobacillus GG in the prevention of gastrointestinal and respiratory tract infections in children who attend day care centers: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial». Clin. Nutr. 29 (3): 312-316. PMID 19896252. doi:10.1016/j.clnu.2009.09.008.
  • Guandalini S, Pensabene L, Zikri MA, Dias JA, Casali LG, Hoekstra H, Kolacek S, Massar K, Micetic-Turk D, Papadopoulou A, de Sousa JS, Sandhu B, Szajewska H, Weizman Z (2000). «Lactobacillus GG administered in oral rehydration solution to children with acute diarrhea: a multicenter European trial». Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition 30 (1): 54-60. PMID 10630440. doi:10.1097/00005176-200001000-00018.
  • Hatakka, K; Savilahti E; Pönkä A; Meurman JH; Poussa T; Näse L; Saxelin M; Korpela R (2001). «Effect of long term consumption of probiotic milk on infections in children attending day care centres: double blind, randomised trial». BMJ. 322 (7238): 1327. PMC 32161. PMID 11387176. doi:10.1136/bmj.322.7298.1327.
  • Boyle RJ, Bath-Hextall FJ, Leonardi-Bee J, Murrell DF, Tang ML (2009). «Probiotics for the treatment of eczema: a systematic review». Clin Exp Allergy. 39 (8): 1117-1119. PMID 19573037. doi:10.1111/j.1365-2222.2009.03305.x.
  • Kalliomäki, M; Salminen S; Arvilommi H; Kero P; Koskinen P; Isolauri E (2001). «Probiotics in primary prevention of atopic disease: a randomised placebo-controlled trial». The Lancet 357 (9262): 1076-1079. PMID 11297958. doi:10.1016/S0140-6736(00)04259-8.
  • Francavilla, R.; Miniello, V.; Magistà, AM.; De Canio, A.; Bucci, N.; Gagliardi, F.; Lionetti, E.; Castellaneta, S.; et al. (2010). «A randomized controlled trial of Lactobacillus GG in children with functional abdominal pain». Pediatrics. 126 (6): 1445-1452. PMID 21078735. doi:10.1542/peds.2010-0467.
  • Kalliomäki, M; Salminen S; Poussa T; Isolauri E (2007). «Probiotics during the first 7 years of life: a cumulative risk reduction of eczema in a randomized, placebo-controlled trial». J Allergy Clin Immunol. 119 (4): 1019-21. PMID 17289135. doi:10.1016/j.jaci.2006.12.608.
  • Wang, Y.; Liu, Y.; Sidhu, A.; Ma, Z.; McClain, C.; Feng, W. (2012). «Lactobacillus rhamnosus GG culture supernatant ameliorates acute alcohol-induced intestinal permeability and liver injury». Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol. 303 (1): G32-41. PMID 22538402 .doi:10.1152/ajpgi.00024.2012.
  • Forsyth, CB.; Farhadi, A.; Jakate, SM.; Tang, Y.; Shaikh, M.; Keshavarzian, A. (2009). «Lactobacillus GG treatment ameliorates alcohol-induced intestinal oxidative stress, gut leakiness, and liver injury in a rat model of alcoholic steatohepatitis». Alcohol. 43 (2): 163-172. PMID 19251117. doi:10.1016/j.alcohol.2008.12.009.
  • Manley KJ, Fraenkel MB, Mayall BC, Power DA (2007). «Probiotic treatment of vancomycin-resistant enterococci: a randomised controlled trial». Med J Aust. 186 (9): 454-457. PMID 17484706.
  • Salminen, MK; Tynkkynen S; Rautelin H; Saxelin M; Vaara M; Ruutu P; Sarna S; Valtonen V; Järvinen A (2002). «Lactobacillus bacteremia during a rapid increase in probiotic use of Lactobacillus rhamnosus GG in Finland». Clin. Infect. Dis. 35 (10): 1155-1160. PMID 12410474. doi:10.1086/342912.
  • Pärtty A, Kalliomäki M, Wacklin P, Salminen S, Isolauri E (June 2015). «A possible link between early probiotic intervention and the risk of neuropsychiatric disorders later in childhood: a randomized trial». Pediatric Research 77 (6): 823-828. PMID 25760553. doi:10.1038/pr.2015.51.
  • Gupta, V; Garg, R (2009). «Probiotics». Indian Journal of Medical Microbiology. 27 (3): 202-209.
4.7/5 (14 Reviews)

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest